Impulsamos el “mientras tanto” para explorar nuevas formas de aprendizaje y co-creación

Estudiantes de Kuntshal IED, Mondragon Unibertsitatea y Universidad de Deusto trabajarán en colaboración con personas expertas, iniciativas de base y la coalición local de T-Factor para crear proyectos temporales de innovación cívica

Zorrotzaurre es uno de los 6 pilotos que el proyecto T-Factor EU está desarrollando en varias ciudades europeas. En el caso de Bilbao, la misión clave es aprovechar el potencial del urbanismo temporal para avanzar en nuevas formas de aprendizaje y co-creación, ligadas a retos locales. El piloto se enfoca como una oportunidad única para unir la educación superior y las comunidades que habitan la isla, impulsando nuevas prácticas de creación para contribuir a un Zorrotzaurre más inclusivo y sostenible.

 

El proyecto ha creado una gran coalición de agentes formada por Kunsthal IED, Mondragon Unibertsitatea, la Universidad de Deusto, la coalición local de T-Factor integrada por Bilbao Ekintza, Tecnalia y Espacio Open, así como personas expertas a nivel internacional del consorcio T-Factor e iniciativas de base ubicadas en la isla de Zorrotzaurre. El objetivo es trabajar en colaboración y con un enfoque de abajo hacia arriba, con el fin de generar confianza y crear nuevos caminos de aprendizaje, que eventualmente podrían fomentar una nueva generación de proyectos de uso temporal del espacio.

Iniciativas culturales y creativas en Zorrotzaurre

El piloto de Zorrotzaurre

Zorrotzaurre es actualmente una de los proyectos de reurbanización más importantes de Bilbao, que convertirá este antiguo barrio industrial en un polo de creatividad e innovación. Prestigiosas universidades como IED Kunsthal, DigiPen y Mondragon Unibertsitatea se han asentado recientemente en la isla y pronto vendrán otras, uniéndose a un ecosistema existente de organizaciones culturales y creativas que en los últimos 10 años han contribuido a mantener vivo el lugar.

El Master Plan proyectado para la isla brindará la oportunidad de impulsar aún más la transformación de todo Bilbao en un centro urbano cultural y basado en el conocimiento. Sin embargo, la remodelación de Zorrotzaurre también presenta desafíos en torno al futuro de las organizaciones de base que han estado activas en la zona durante años, y presenta el reto de cómo mitigar el riesgo de desplazar su valor social y económico a medida que se establezcan nuevos actores en el espacio.

Frente a este desafío, la misión principal del Piloto de T-Factor en Zorrotzaurre es explorar cómo los usos temporales pueden ser bancos de pruebas para colaboraciones innovadoras entre universidades, organizaciones de base y personas expertas a nivel internacional de T-Factor, promoviendo nuevas formas de aprendizaje y experimentación a partir de desafíos urbanos.

Vincular la educación superior con la práctica sobre el terreno de las organizaciones comunitarias puede ser una oportunidad única para probar y promover nuevos «currículos cívicos». El proceso formativo busca dotar a los y las jóvenes estudiantes de una experiencia práctica en responsabilidad cívica, comprendiendo las  vulnerabilidades y buscando posibles respuestas a través de la creación de espacios y los usos temporales.

Además, es una oportunidad para avanzar en formas innovadoras de enseñanza y aprendizaje que colocan los desafíos sociales en el centro mismo de las misiones de las Universidades, impulsando la imaginación, la interdisciplinariedad, las habilidades creativas basadas en equipos y, sobre todo, la capacidad para aprender de contextos complejos.

 

3 prototipos en respuesta a 3 retos locales

El piloto de T-Factor en Zorrotzaurre ejecutará tres módulos de aprendizaje dirigidos a estudiantes universitarios como parte de sus planes de estudio, cada uno centrado en un desafío urbano específico:

  1. Diseño urbano para la socialización y el bienestar, con IED Kunsthal.
  2. Una Isla Circular, con Mondragon University.
  3. Resiliencia climática a nivel vecinal, con University of Deusto.

 

Cada módulo de aprendizaje estará dirigido por una de las tres universidades, en colaboración con iniciativas de base y socios locales e internacionales de T-Factor, que acompañarán a los y las estudiantes durante el diseño y la entrega de prototipos físicos desarrollados como respuesta a los desafíos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email